Blog

Entrevista a GusLTD

– ¿Cuál ha sido tu formación como tatuador? ¿Qué te ha inspirado?

Seguramente los 80’s tuvieron mucho que ver con respecto a lo inspirativo, crecí escuchando mucha música, mirando mucha MTV. Siempre me pareció interesante ver los tatuajes de los músicos de mis bandas favoritas.

Podría decirse que mi formación como tatuador fue prácticamente autodidacta aunque siempre tuve la ayuda de grandes amigos.

Mis comienzos fueron en un tattoo shop de Tokyo y con el paso del tiempo solía viajar  mucho a Texas para tatuar en los estudios de mi gran amigo Todd Hlavaty (Texas Custom Irons), fueron épocas de mucho flash, muchas horas de trabajo, cliente tras cliente. Quizá eso haya sido lo más cercano a mi “formación” como tatuador.

Seminario GusLTD en Chile
– ¿En qué tipo de tatuaje te has especializado?

No tengo un estilo realmente definido pero disfruto mucho el tradicional americano. Bold lines, shading , color… trato de mantener la simpleza de ese estilo.

– ¿Puedes hablarnos de tu trabajo junto a Horiyoshi III?

Sin duda alguna es un gran honor para mí trabajar en distintos proyectos junto a Horiyoshi III. Comencé reparando o fabricando sus máquinas de uso personal hace ya muchos años y luego nos propusimos hacer un modelo original.

Hemos sacado a la venta 5 modelos, de los cuales el último ha sido en conjunto con mis grandes amigos de HM Tattoo Machines en España.

– ¿Cómo ha sido tu trabajo con las maquinas de tatuajes? (como empezó ese interés, qué valor le das al instrumento de un tatuador)

En principio la idea de construir y vender máquinas nunca pasó por mi cabeza, las primeras máquinas que construí fueron exclusivamente para mi uso personal.

Con el tiempo otros tatuadores locales empezaron a preguntarme si podía hacerles máquinas y cuando tenía tiempo las construía. Nunca cobraba dinero por esas máquinas ya que en su mayoría eran amigos o conocidos.

Con el tiempo los pedidos fueron aumentando y aquí estoy….

La maquina no hace al tatuador pero lo ayuda, así como fabrique mis primeras máquinas es como hoy lo sigo haciendo, con el mismo empeño, como si fuesen todas para mi uso personal.

– ¿Cuál es el valor de una máquina handmade y personaliza?

El valor de una maquina hecha a mano puede variar según el material con la que está construida, el tiempo que lleve construirla, etc. Generalmente los precios comienzan por los $500.

Hace años he dejado de tomar pedidos de máquinas ya que me era imposible seguir el ritmo. Mi amigo Aaron Cain me aconsejó solo fabricar las máquinas que me apetecieran al igual que el lo estaba haciendo y desde entonces solo construyo las maquinas que deseo y luego salen a la venta.

Ten en cuenta que sigo tatuando 5 días a la semana en mi estudio en Yokohama y los
días restantes los dedico a las máquinas.

Seminario GusLTD

Leave a Reply